El tabaco, el gran enemigo de nuestra boca

09/02/2022
Comparte: SCH SCH SCH SCH

Los profesionales de la salud de distintos ámbitos,  a diario, recomiendan a sus pacientes dejar el tabaco y prestan su ayuda en esta tarea que a veces no resulta nada fácil, sobre todo cuando se lleva media vida con este hábito tan perjudicial.

Desde nuestra clínica dental, también trabajamos en este tema con nuestros pacientes, porque nos preocupamos por su salud general y sobre todo, de su salud bucal. Estamos muy pendientes de cualquier enfermedad que pueda desarrollarse en la boca, y el tabaco es un gran enemigo que puede desencadenar múltiples patologías.

El tabaco contiene un gran número de componentes químicos cancerígenos, que al estar en contacto continuo con la mucosa de la boca, con el tiempo puede provocar lesiones y cáncer.

También puede dañar nuestras encías provocando periodontitis, o si ya padecemos esta enfermedad, puede empeorar considerablemente si no se deja de fumar. El sangrado e inflamación de las encías puede agravarse y provocar la pérdida de piezas dentales.

Si el paciente fumador es portador de implantes, ha de saber que los implantes dentales tampoco se libran del efecto dañino de los cigarrillos. Puede ocurrir lo mismo que con los propios dientes, que afecte al tejido que sujeta el implante y este se acabe perdiendo. Es lo que llamamos periimplantitis.

Todo esto, al final, afecta a nuestra calidad de vida y con esfuerzo y ayuda de profesionales, se puede lograr llevar una vida más sana.

 

Tabaco y salud bucal: poniendo en valor el papel de la clínica dental en la cesación tabáquica