¿Necesitas ponerte implantes?

17/09/2021
Comparte: SCH SCH SCH SCH

Los implantes dentales son elementos de titanio que se colocan en los maxilares sustituyendo a la raíz del diente ausente para posteriormente colocar una prótesis.

Es un procedimiento que puede variar de un paciente a otro, teniendo en cuenta su salud bucal y general, por lo que el tratamiento debe ser personalizado en función de las necesidades del paciente.

Una vez que el paciente decide colocarse un implante, lo primero que el especialista necesita para poder planificarlo es un Tac dental, donde se ve el hueso maxilar en tres dimensiones. Con esta prueba se elige qué tipo de implante necesita y si es necesario colocar hueso.

La colocación del implante se hace mediante cirugía con anestesia local o a veces con sedación, si el paciente lo solicita, con lo cual es un tratamiento indoloro.

Después de la cirugía, debemos esperar 2 o 3 meses para que el implante se fije al hueso de manera estable y segura, lo que se llama proceso de osteointegración. Pasado este tiempo en el que el implante y el hueso que lo sujeta están preparados para recibir fuerza,  llega la hora de colocar la prótesis.

Esta fase varía dependiendo del número de piezas que se repongan, puede ser una corona unitaria o un puente en el caso de reponer más de una pieza. En los casos en los que el paciente presenta ausencias en toda la arcada, se coloca un prótesis completa sujeta a los implantes.

Terminado el tratamiento, es fundamental acudir a revisiones periódicas para comprobar el estado de dichos implantes. Es muy importante que el paciente en casa siga las instrucciones de higiene dadas por el especialista para conservarlos en buen estado. No debemos olvidar que podemos perder los implantes al igual que perdemos nuestros dientes por una mala higiene.