Periodontitis no tratada: mayor riesgo de muerte por COVID

05/02/2021
Comparte: SCH SCH SCH SCH

Según un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad McGill de Montreal (Canadá) y la Universidad de Qatar, los pacientes con periodontitis, en el caso de que se infecten por Covid-19, tienen casi 9 veces más posibilidades de morir, 4 veces más posibilidades de necesitar ventilación asistida y aproximadamente 3,5 veces más posibilidades de ingresar en la UCI.

Este estudio revela que los pacientes con periodontitis tienen una mayor probabilidad de desarrollar una respuesta inmune e inflamatoria inusual, la llamada “tormenta de citoquinas”, responsable del empeoramiento de muchos pacientes con COVID-19.

Esta investigación, publicada en el Journal of Clinical Periodontology, se ha llevado a cabo entre marzo y julio de 2020, entre otros, por el profesor Faleh Tamimi de la Universidad de Qatar y por el profesor Mariano Sanz, que es uno de los coordinadores del estudio y codirector del Grupo de Investigación Etiología y Terapéutica de las Enfermedades Periodontales (ETEP) de la Universidad Complutense de Madrid. También forma parte del equipo de investigación al que pertenece nuestra periodoncista la Dra. Nerea Sánchez en esta misma Universidad.

Según el profesor Mariano Sanz la periodontitis está significativamente asociada con la gravedad de la afectación por Covid-19. Por eso, los pacientes con patología periodontal deberían consultar con su dentista e iniciar el tratamiento adecuado, con el fin de disminuir el riesgo de sufrir complicaciones si se infectaran con el virus SARS-CoV-2. Por eso insiste en  la necesidad de implementar medidas preventivas y terapéuticas para reducir la carga global de periodontitis.

Además, el coordinador científico de la Fundación de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) ha recordado que la periodontitis se ha relacionado estrechamente con la neumonía en pacientes hospitalizados o que necesitan ventilación asistida.

Esta asociación puede deberse principalmente a la aspiración de patógenos bacterianos que residen en la cavidad oral (principalmente dentro de las bolsas periodontales) en pacientes con periodontitis; una vez aspirados estos patógenos, y ante el déficit de defensas adecuadas del hospedador, se promueve la colonización de estos patógenos en los pulmones, lo que lleva al deterioro del estado de salud del paciente.

Actualmente, se conoce que la infectividad del SARS-CoV-2 depende de su capacidad para penetrar en las células, utilizando la enzima transformadora de angiotensina-2 (ECA-2) como el receptor principal y la puerta de entrada de este virus en la célula.

Así, puesto que las células epiteliales en diferentes mucosas de la cavidad oral muestran una alta expresión de ECA-2, y dado que la cavidad oral es una de las primeras interfaces entre el exterior y el cuerpo, se considera que hay una alta potencialidad de que esta vía de colonización e infección viral sea determinante para la aparición de Covid-19.

Según el también investigador de la Universidad Complutense, David Herrera, para prevenir la colonización viral en la cavidad bucal, además de barreras físicas, como las mascarillas y las pantallas, también es importante el uso de  antisépticos orales a base de cloruro de cetilpiridinio y/o de povidona yodada, que  tienen actividad virucida y podrían ayudar a prevenir la infectividad de COVID-19.

También  sería muy útil administrar antisépticos orales en los centros hospitalarios para reducir la incidencia de casos.

https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2021/02/04/601ba36ffc6c838d2c8b47cc.html